Decidí escribir una poesía,
desocupé el baúl de las memorias
y muy en el fondo inserto en un suspiro
descubrí grabado tu nombre…
Allì estaba, el adiós nunca dicho, la lágrima del te quiero,
el corazón que hoy por tí late, ese que aún seguirá latiendo. Y ese Te amo interminable…..

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Perdí muchas veces y muchas cosas en mi vida. Pero junto a ese “perder” hoy intento el valor de “ganar“. Porque siempre es posible luchar por lo que amamos, y porque siempre hay tiempo para empezar de nuevo... Photobucket