Desde mi lado de la luna...

Del otro lado de la Luna todo era distinto,
la oscuridad no existía,
porque tus ojos, eran luz
No lo conocía
hasta que me tomaste de la mano
y me guiaste, por el sendero de tus sueños.

En silencio
Fue el viento huracanado de tu mirada
el que arrancó de mi alma, el dolor
y fue la brisa de tus palabras
la que traspasó la cordura,
haciendo de nuestras vidas
la más hermosa locura.de entradas de esta manera:


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Perdí muchas veces y muchas cosas en mi vida. Pero junto a ese “perder” hoy intento el valor de “ganar“. Porque siempre es posible luchar por lo que amamos, y porque siempre hay tiempo para empezar de nuevo... Photobucket